La robótica en México avanza, pero a paso lento

Fuente: Dinero en Imagen

0
334

Los jóvenes mexicanos están dando los primeros pasos para terminar con la dependencia tecnológica que tiene el país en el área de robótica, ya que han salido triunfantes en concursos internacionales y se están enfocando en áreas nuevas como la robótica aérea, los animatronics y la inteligencia artificial.

Jesús Savage Carmona, responsable del Laboratorio de Biorobótica de la Universidad Nacional Autónoma de México, explicó que en el país todavía no existe una industria de robótica propia porque las empresas no quieren esperar el tiempo en que los ingenieros nacionales tardarían en desarrollar un dispositivo de este tipo, menos cuando pueden comprarlo inmediatamente en otra nación.

Derivado de esto, una gran parte de los robots industriales que se usan en México son de fabricación extranjera y colocan al país como el noveno mercado más importante para la venta de estos equipos.

Durante una entrevista con Excélsior, Carmona indicó que esta situación provoca que los jóvenes con talento en robótica se vayan al extranjero a trabajar en empresas como Google o Intel.

“Es la tendencia que se ha seguido en México por años, el no tener una industria propia de robots y es algo que difícilmente cambiará”, advirtió el ingeniero.

La robótica aérea
Afortunadamente varios jóvenes y especialistas del ramo están trabajando para modificar esta situación, muestra de ello es el caso del doctor José Martínez, quien volvió a México luego de hacer su postdoctorado en la Universidad de Bristol, en Inglaterra.

Una vez en el país, ganó el apoyo del Programa Colaborativo Industrial de Investigación y Desarrollo, de la institución Newton Fund, para su proyecto de robótica aérea, es decir, desarrollar algoritmos computacionales que permitan a los drones trabajar de manera autónoma y dotarles de cierta inteligencia artificial.

Esta es un área que grandes empresas como Amazon o Google están investigando. La primera quiere realizar entregas sin la intervención humana y la segunda para terminar el desarrollo de su automóvil autónomo, es decir, que no requiera de un piloto.

También en entrevista, Martínez indicó que se ha enfocado en los drones porque son una herramienta cuyo costo se ha abaratado en los últimos años, más si se compara con un robot bípedo, que puede costar millones de pesos.

“Además, esperamos que este algoritmo, una vez terminado, se pueda utilizar para cualquier tipo de plataforma robótica que puede ser un robot bípedo, uno aéreo y hasta en un automóvil.

El doctor indicó que espera tener un producto avanzado para 2017, ya que el fondo que le fue otorgado es para dos años, y que dentro de cinco años máximo ya existan vehículos o robots con capacidades autónomas “buenas”.

Oportunidad en animatronics

Además de trabajar en la parte de software, otros mexicanos se están dedicando también al hardware, como Hernando Ortega, director de Laid Tec, quien ve una oportunidad en los animatronics.

Estos dispositivos son robots con apariencia humana o de algún otro animal, como un perro, que simulan el aspecto y comportamiento gracias a sus mecanismos robóticos.

“Podríamos exportar estos equipos a Estados Unidos o Europa porque tenemos buena mano de obra y costos más económicos. Por ejemplo, un animatronic mexicano sería más barato para los parques de diversiones como Disney que los ocupan mucho”, comentó Ortega durante la entrevista.

Con Laid Tec ya creó un robot humanoide que puede bailar, de hecho fue parte del Premio Nacional de Danza en 2014 y estuvo en dos obras de danza contemporánea, a lo que se añade un nuevo modelo que cuenta con el apoyo de la Comisión Nacional para la Cultura y las Artes.

Ortega también quiere comenzar a incursionar en las prótesis, otra área en la que considera México puede ser un líder en el futuro.

Fuente: http://www.dineroenimagen.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here